LA INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOS – 1898-9 [1900]-SIGMUND FREUD

f190230b3e3e6fcdee8740c5a0838257f5667ac1abe307c9e3d0e740a02ff1afebb278c52b4b26594a4dccb8130e70d2821a51eca4dc720a786747a5e15b71dc544f9023a9fdccebf6336efc09feb11d

Sigmund Freud
La interpretación
de los sueños
(1898)

 

Traducción: Luis López Ballesteros

FUENTE QUE UTILIZO:

http://www.elortiba.org

381cceea4a01a09fa69696611bdb4b9cdda72bd918f5dac8d169c43a0ef67952c993d0d4bf73e4da42f9a569a4cb8be2bf49f55021124caf9c158c530c820dbfbbbfc3703278502af4e25f671152327a

LA INTERPRETACIÓN DE LOS SUEÑOS – Flectere si nequeo superos,
acheronta movebo – 1898-9 [1900]

1) PREFACIO A LA PRIMERA EDICIÓN – (1900)

Al proponerme exponer la interpretación de los sueños no creo haber trascendido los
ámbitos del interés neuropatológico, pues, el examen psicológico nos presenta el sueño
como primer eslabón de una serie de fenómenos psíquicos anormales, entre cuyos
elementos subsiguientes, las fobias histéricas y las formaciones obsesivas y delirantes,
conciernen al médico por motivos prácticos. Desde luego, como ya lo demostraremos, el
sueño no puede pretender análoga importancia práctica; pero tanto mayor es su valor
teórico como paradigma, al punto que quien no logre explicarse la génesis de las imágenes
oníricas, se esforzará en vano por comprender las fobias, las ideas obsesivas, los delirios, y
por ejercer sobre estos fenómenos un posible influjo terapéutico. Mas precisamente esta
vinculación, a la que nuestro tema debe toda su importancia, es también el motivo de los
defectos de que adolece el presente trabajo, pues el frecuente carácter fragmentario de su
exposición corresponde a otros tantos puntos de contacto, a cuyo nivel los problemas de la
formación onírica toman injerencia en los problemas más amplios de la psicopatología, que
no pudieron ser considerados en esta ocasión y que serán motivo de trabajos futuros,
siempre que para ello alcancen el tiempo, la energía y el nuevo material de observación.
Además, esta publicación me ha sido dificultada por particularidades del material
que empleo para ilustrar la interpretación de los sueños. La lectura misma del trabajo
permitirá advertir por qué no podían servir para mis fines los sueños narrados en la
literatura o recogidos por personas desconocidas; debía elegir, pues, entre mis propios
sueños y los de mis pacientes en tratamiento psicoanalítico. La utilización de este último
material me fue vedada por la circunstancia de que estos procesos oníricos sufren una
complicación inconveniente debida a la intervención de características neuróticas. Por otra
parte, la comunicación de mis propios sueños implicaba inevitablemente someter las
intimidades de mi propia vida psíquica a miradas extrañas, en medida mayor de la que
podía serme grata y de la que, en general, concierne a un autor que no es poeta, sino
hombre de ciencia. Esta circunstancia era penosa pero inevitable, de modo que me sometí a
ella para no tener que renunciar, en principio, a la demostración de mis resultados
psicológicos. Sin embargo, no pude resistir, naturalmente, a la tentación de truncar muchas
indiscreciones, omitiendo y suplantando algunas cosas; cada vez que procedí de tal manera

no puede menos de perjudicar sensiblemente el valor de los ejemplos utilizados. Sólo me
queda expresar la esperanza de que los lectores de este trabajo comprenderán mi difícil
situación, aceptándola benévolamente, y espero, además, que todas las personas que se
sientan afectadas por los sueños comunicados no pretenderán negar la libertad del
pensamiento también a la vida onírica.

 

7)PRÓLOGO DE LA OCTAVA EDICIÓN – 1929

En el lapso que media entre la última, séptima edición de este libro (1922), y la
presente revisión, fueron editadas mis Obras completas por el Internationaler
Psychoanalytischer Verlag, de Viena. En éstas el segundo tomo contiene el texto
restablecido de la primera edición, mientras que todas las adiciones ulteriores están
reunidas en el tercer tomo. En cambio, las traducciones aparecidas mientras tanto se ajustan
a las publicaciones independientes de este libro, cabiendo mencionar la francesa, de I.
Meyerson, publicada en 1926 con el título La Science des Rêves, por la Bibliothèque de
Philosophie Contemporaine; la sueca (Drömtydning), efectuada en 1927 por John
Landquist, y la castellana, de Luis López Ballesteros y de Torres, que constituye los tomos
VI y VII de las Obras completas. La traducción húngara, cuya inminente publicación
anuncié ya en 1918, aún no ha aparecido. También en la presente revisión de La
interpretación de los sueños he tratado la obra esencialmente como documento histórico,
introduciendo tan sólo aquellas modificaciones que me parecían imprescindibles para el
aclaramiento y la profundización de mis propias opiniones. De acuerdo con esta posición,
he abandonado definitivamente el propósito de incluir en este libro la bibliografía aparecida
desde su primera edición, excluyendo, pues, las secciones correspondientes que contenían
las ediciones anteriores. Además, faltan aquí los dos trabajos «Sueño y poesía» y «Sueño y
mito» que el doctor Otto Rank aportó a las ediciones precedentes. Viena, diciembre de
1929.

El interés científico por los problemas oníricos en sí conduce a las interrogaciones

que siguen, interdependientes en parte:

1)RELACIÓN DEL SUEÑO CON LA VIDA DESPIERTA

El ingenuo juicio del individuo despierto acepta que el sueño, aunque ya no de
origen extraterreno, sí ha raptado al durmiente a otro mundo distinto. El viejo fisiólogo
Burdach, al que debemos una concienzuda y sutil descripción de los problemas oníricos, ha
expresado esta convicción en una frase, muy citada y conocida (pág. 474): «…nunca se
repite la vida diurna, con sus trabajos y placeres, sus alegrías y dolores; por lo contrario,
tiende el sueño a libertarnos de ella. Aun en aquellos momentos en que toda nuestra alma se
halla saturada por un objeto, en que un profundo dolor desgarra nuestra vida interior, o una
labor acapara todas nuestras fuerzas espirituales, nos da el sueño algo totalmente ajeno a
nuestra situación; no toma para sus combinaciones sino significantes fragmentos de la
realidad, o se limita a adquirir el tono de nuestro estado de ánimo y simboliza las
circunstancias reales.» J. H. Fichte (1-541) habla en el mismo sentido de sueños de
complementos (Ergaenzugtraüme) y los considera como uno de los secretos beneficiosos de
la Naturaleza, autocurativa del espíritu. Análogamente se expresa también L. Strümpell en
su estudio sobre la naturaleza y génesis de los sueños, obra que goza justamente de un
general renombre: «El sujeto que sueña vuelve la espalda al mundo de la conciencia
despierta…» Página 17: «En el sueño perdemos por completo la memoria con respecto al
ordenado contenido de la conciencia despierta y de su funcionamiento normal…» Página
19: «La separación, casi desprovista de recuerdo, que en los sueños se establece entre el
alma y el contenido y el curso regulares de la vida despierta…» La inmensa mayoría de los
autores concibe, sin embargo, la relación de sueños con la vida despierta en una forma
totalmente opuesta. Así, Haffner: «Al principio continúa el sueño de la vida despierta.
Nuestros sueños se agregan siempre a las representaciones que poco antes han
residido en la conciencia, y una cuidadosa observación encontrará casi siempre el hilo que
los enlaza a los sucesos del día anterior.» Weygandt contradice directamente la afirmación
de Burdach antes citada, pues observa que «la mayoría de los sueños nos conducen de
nuevo a la vida ordinaria en vez de libertarnos de ella.» Maury dice en una sintética
fórmula: Nous rêvons de ce que nous a avons vu dit, désiré ou fait, y Jessen, en su
Psicología (1855, pág. 530), manifiesta, algo más ampliamente: «En mayor o menor grado,
el contenido de los sueños queda siempre determinado por la personalidad individual, por la
edad, el sexo, la posición, el grado de cultura y el género de vida habitual del sujeto, y por
los sucesos y enseñanzas de su pasado individual.» El filósofo J. G. E. Maas (Sobre las
pasiones, 1805) es quien adopta con respecto a esta cuestión una actitud más inequívoca:
«La experiencia confirma nuestra afirmación de que el contenido más frecuente de nuestros
sueños se halla constituido por aquellos objetos sobre los que recaen nuestras más ardientes

pasiones. Esto nos demuestra que nuestras pasiones tienen que poseer una influencia sobre
la génesis de nuestros sueños. El ambicioso sueña con los laureles alcanzados (quizá tan
sólo en su imaginación) o por alcanzar, y el enamorado, con el objeto de sus tiernas
esperanzas… Todas las ansias o repulsas sexuales que dormitan en nuestro corazón pueden
motivar, cuando son estimuladas por una razón cualquiera, la génesis de un sueño
compuesto por las representaciones a ellas asociadas, o la intercalación de dichas
representaciones en un sueño ya formado…» (Comunicado por Winterstein en la Zbl. für
Psychoanalyse.)
Idénticamente opinaban los antiguos sobre la relación de dependencia existente
entre el contenido del sueño y la vida. Radestock (pág. 139) nos cita el siguiente hecho:
«Cuando Jerjes, antes de su campaña contra Grecia, se veía disuadido de sus propósitos
bélicos por sus consejeros, y, en cambio, impulsado a realizar por continuos sueños
alentadores, Artabanos, el racional onirocrítico persa, le advirtió ya acertadamente que las
visiones de los sueños contenían casi siempre lo que el sujeto pensaba en la vida despierta.»
En el poema didáctico de Lucrecio titulado De rerum natura hallamos los siguientes versos
(IV, v. 959):

Et quo quisque fere studio devinctus adhaerer,
aut quibus in rebus multum summus ante moratti
atque in ea ratione fut contenta megis mens,
in somnis eadem plerumque videmur obire;
causidice causas agere et componere leges,
induperatores pugnare ac proelia obire, etc. .

Y Cicerón (De Divinatione, II), anticipándose en muchos siglos a Maury, escribe:
Maximeque reliquiae earum rerum moventur in animis et agitantur, de quibus vigilantes aut
cogitavimus aut egimus .
La manifiesta contradicción en que se hallan estas dos opiniones sobre la relación de
la vida onírica con la vida despierta parece realmente inconciliable. Será, pues, oportuno
recordar aquí las teorías de F. W. Hildebrandt (1875), según el cual las peculiaridades del
sueño no pueden ser descritas sino por medio de «una serie de antítesis que llegan
aparentemente hasta la contradicción». «La primera de estas antítesis queda constituida por
la separación rigurosísima y la indiscutible íntima dependencia que simultáneamente
observamos entre los sueños y la vida despierta. El sueño es algo totalmente ajeno a la
realidad vivida en estado de vigilancia. Podríamos decir que constituye una existencia
aparte, herméticamente encerrada en sí misma y separada de la vida real por un
infranqueable abismo. Nos aparta de la realidad; extingue en nosotros el normal recuerdo
de la misma, y nos sitúa en un mundo distinto y una historia vital por completo diferente
exenta en el fondo de todo punto de contacto con lo real…» A continuación expone
Hildebrandt cómo al dormirnos desaparece todo nuestro ser con todas sus formas de

existencia. Entonces hacemos, por ejemplo, en sueños, un viaje a Santa Elena para ofrecer
al cautivo emperador Napoleón una excelente marca de vinos del Mosela. Somos recibidos
amabilísimamente por el desterrado, y casi sentimos que el despertar venga a interrumpir
aquellas interesantes ilusiones. Una vez despiertos comparamos la situación onírica con la
realidad. No hemos sido nunca comerciantes en vinos, ni siquiera hemos pensado en
dedicarnos a tal actividad. Tampoco hemos realizado jamás una travesía, y si hubiéramos
de emprenderla no eligiríamos seguramente Santa Elena como fin de la misma. Napoleón
no nos inspira simpatía alguna, sino, al contrario, una patriótica aversión. Por último,
cuando Bonaparte murió en el destierro no habíamos nacido aún, y, por tanto, no existe
posibilidad alguna de suponer una relación personal. De este modo, nuestras aventuras
oníricas se nos muestran como algo ajeno a nosotros intercalando entre dos fragmentos
homogéneos y subsiguientes de nuestra vida.
«Y, sin embargo -prosigue Hildebrandt-, lo aparentemente contrario es igualmente
cierto y verdadero. Quiero decir que simultáneamente a esta separación existe una íntima
relación. Podemos incluso afirmar que, por extraño que sea lo que el sueño nos ofrezca, ha
tomado él mismo sus materiales de la realidad y de la vida espiritual que en torno a esta
realidad se desarrolla… Por singulares que sean sus formaciones no puede hacerse
independiente del mundo real, y todas sus creaciones, tanto las más sublimes como las más
ridículas, tienen siempre que tomar su tema fundamental de aquello que en el mundo
sensorial ha aparecido ante nuestros ojos o ha encontrado en una forma cualquiera un lugar
de nuestro pensamiento despierto; esto es, de aquello que ya hemos vivido antes exterior o
interiormente.»

b6b3725f2cd131608630f6967581c66db5e5a6879a9334c4c204c366db8223d8b0b8f4fda8b68dc76fb92e8b241f8994574106a5ecc90c683fceb8aa1ea805d3496d8862c3825e7445b06ab5726653a804a6a857f738fca5dcf03304bd449520

 

Related articles

PLAYING THE FIELD: SOX10 RECLUTAS DIFERENTES SOCIOS PARA IMPULSAR LA MIELINIZACIÓN CENTRAL Y PERIFÉRICO

wcd4jcviagra-1024x768soma 1sistema-nerviosos-perifericosistema-nervioso-central-neuronadr-campos-1209492982665775-8-thumbnail-4

Playing the FieldSOX10 Reclutas diferentes socios para impulsar la mielinización Central y Periférico

  • Ben Emery electrónico
  • Publicado: 31 de octubre 2013
  • DOI: 10.1371/journal.pgen.1003918

FUENTE QUE UTILIZO:

http://www.plosgenetics.org

Cita: Emery B (2013) Playing the Field: SOX10 Reclutas diferentes socios para impulsar mielinización Central y Periférico. PLoS Genet 9 (10): e1003918. doi: 10.1371/journal.pgen.1003918

Editor: Ben A. Barres, Facultad de Medicina de la Universidad de Stanford, Estados Unidos de América

Publicado: 31 de octubre 2013

Copyright: © 2013 Ben Emery. Este es un artículo de acceso abierto distribuido bajo los términos de la licencia Creative Commons Attribution License, que permite el uso ilimitado, distribución y reproducción en cualquier medio, siempre que el autor original y la fuente se acreditan.

Financiación: SER con el apoyo de una CDF y becas de la Fundación de reparación de mielina, el australiano Nacional de Salud y Consejo de Investigación Médica (NHMRC subvención del proyecto 1.009.095) y la Investigación de la Esclerosis Múltiple Australia NHMRC. El donante no participó en la preparación del artículo.

Sistema-Nervioso-Central-Corte-Longitudinal-Sistema-Nerviososistema-nervioso-central-103990rafa20nadal20hpresentacin-sistema-nervioso-autnomo-1223750530556960-9-thumbnail-4oligodendrocito-2

Dentro del sistema nervioso de los vertebrados, especializada células gliales tipos ensheath los axones de las neuronas con múltiples vueltas de membrana (mielina) con el fin de aumentar la velocidad y la eficiencia de la conducción nerviosa. En el sistema nervioso central, esta función se cumple por los oligodendrocitos, células de Schwann llevar a cabo la función equivalente en el sistema nervioso periférico. A pesar de su función común, hay algunas diferencias sustanciales entre los oligodendrocitos y células de Schwann. Para empezar, tienen diferentes orígenes embrionarios derivados del tubo neural y la cresta neural, respectivamente. Cada oligodendrocitos puede myelinate en cualquier lugar desde 1 a 50 axones, mientras que una célula de Schwann mielinizantes dedicará su energía a un solo axón. Incluso los principales componentes de las proteínas de la mielina en el sistema nervioso periférico y central son una mezcla un tanto inexplicable; tanto incorporar la proteína básica de mielina (MBP), pero la principal proteína de la mielina periférica, la proteína cero (p 0), se sustituye en el sistema nervioso central sistema con Proteína proteolipídica (PLP). Las redes de transcripción que subyacen a la diferenciación y la mielinización en cada tipo de célula también son en gran medida distinta, a pesar de una consistencia es que se requiere el factor inhibidor de la HMG-dominio Sox10 transcripción para la mielinización éxito por ambos tipos de células [1] , [2] .

En este número de PLoS Genetics , Hornig et al [3] dar otro ejemplo sorprendente de dos genes muy diferentes siendo cooptados por Sox10 para conducir el proceso de mielinización en cada tipo de célula.

Dentro de las células de Schwann, Sox10 se sabe que inducen directamente la transcripción de otro factor de transcripción, Krox20 (también conocido como Egr2) [4] . Sox10 y Krox20 posteriormente actuar en concierto en la mielina genes potenciadores [5] , [6] ( Figura 1 ). A diferencia de las células de Schwann, oligodendrocitos no expresan Krox20, sin embargo, el trabajo reciente ha identificado una sustitución funcional putativo, factor regulador de la mielina (MYRF, anteriormente conocido como C11Orf9, MRF, y GM98). Así como Krox20 es upregulated en células de Schwann mielinizantes, MYRF es upregulated durante la diferenciación de oligodendrocitos y es necesario para que mielinicen [7] .

uña del pulgar 

Figura 1. feed-forward redes transcripcionales que regulan la mielinización de las células de Schwann y oligodendrocitos.

oligodendrocito-1oligodct01nervioso21Sistema nervioso perifericola_materia_blanca_1

(A) Sox10 está presente dentro de las células de Schwann inmaduras y actúa para inducir la expresión de la Oct6 gen a través de un potenciador de aguas abajo [13] .Tras la señalización de axonal neuregulina, Sox10, Oct6, Brn2 y YY1 acto de conducir Krox20 expresión a través de un 35 kb upstream potenciador [4] , [14] . Krox20 y Sox10 entonces sinérgicamente activan genes de mielina. (B) Dentro del sistema nervioso central en desarrollo, Olig2 actos durante especificación precursoras de oligodendrocitos para inducir la expresión de Sox10 [15] . Durante la diferenciación terminal, Sox10 y Olig2 inducen la expresión de MYRF, con Sox10 la unión del intrón 1 enhancer/ECR9 [3] . Sox10 MYRF y luego actuar en la mielina de genes promotores y potenciadores para dirigir la expresión de genes de mielina. Ver [16] , [17] para una revisión más exhaustiva de los mecanismos que controlan el desarrollo de células de Schwann y oligodendrocitos y la mielinización, respectivamente.

doi: 10.1371/journal.pgen.1003918.g001

Image5388Image38

Hornig y colegas ahora demostrar que Krox20 y MYRF no sólo tienen un papel análogo en la mielinización en sus respectivos tipos de células de conducción, sino que también comparten una relación notablemente similares con Sox10. Así como Sox10 regula directamente Krox20 en las células de Schwann, encuentran también se requiere para la inducción de MYRF durante la diferenciación terminal de los oligodendrocitos in vivo. Esta regulación por Sox10 se asigna a un potenciador en el primer intrón del MYRF gen que contiene varios Sox consenso motivos. Ellos muestran que este potenciador está obligado por Sox10 y es suficiente para conducir la expresión génica en oligodendrocitos en desarrollo.

esclerosis_multiple_FEMMfi10p34

Quizás igualmente sorprendentemente, se encontró que las proteínas Sox10 y MYRF posteriormente para interactuar físicamente y actuar de manera sinérgica en clave potenciadores de genes de mielina, incluyendo aguas arriba del gen de MBP. Esto corrobora los últimos datos ChIP-Seq que indican que los dos se unen a la superposición parcial regiones genómicas en oligodendrocitos [8] . Esto, una vez más, refleja estrechamente la relación funcional entre Sox10 y Krox20 en el SNP, en el que actúan de forma sinérgica en las células de Schwann mielinizantes para regular la expresión de genes de mielina [5] , [6] .Curiosamente, tanto Hornig et al. y Bujalka et al. encuentran que si bien existe cierta superposición claras y la sinergia entre las regiones reguladoras de genes de mielina vinculados por Sox10 y MYRF, también hay algunas diferencias, con muchos elementos reguladores están dirigidas por un solo factor [3] , [8] . Esto sugiere que los dos no tienen por qué actuar como parte de un complejo de la proteína obligatoria, en lugar compartiendo papeles superpuestos pero sutilmente diferentes.

como-afecta-esclerosis-multiple-nuestro-organ-L-WcuxJZ25v66n09-90219244fig5

Estos hallazgos cimentar aún más el papel central de Sox10 en la regulación de la diferenciación de ambas células de Schwann y oligodendrocitos y su posterior mielinización.De hecho, su papel está muy bien conservado en la glía periférica y central dan cómo algunos otros factores de transcripción son comunes entre los dos. Como Hornig et al. señalar, en la superficie MYRF parece ser una sustitución funcional improbable Krox20. Krox20 es un factor de transcripción de dedo de zinc bastante bien caracterizado, con una variedad de funciones en el desarrollo. Por el contrario, es algo MYRF del anciano tío excéntrico de la familia de factores de transcripción. Tiene pocos homólogos cercanos pero muestra homología con el factor de transcripción de levadura Ndt80 [9] , también la incorporación de los dominios estructurales de las proteínas de bacteriófagos [8] , [10] . Dentro de los vertebrados, sus funciones fuera de la mielinización del sistema nervioso central permanecen indefinidos. Sin embargo, el paralelismo entre Krox20 y MYRF, así como la relación que comparten con Sox10, son claras.

Conflicto de intereses: El autor ha declarado que no existen conflictos de intereses.

1-51-3

Related articles

LOS PROBLEMAS DE SALUD EN LOS PAÍSES RICOS: UN PAPEL PARA REVISTAS DE ACCESO ABIERTO

fae3f7941f0ce82ef4ed6879b3a7b993f7b5979eb82d35cfa65a1b5f38606c9defe41522b36ccdd808efb3d903566812dad4a7b78c4b9bb756f88633561fa355

Los problemas de salud en los países ricos: un papel para revistas de acceso abierto

Los lectores pueden estar familiarizados con los informes de un país en el que las condiciones económicas han empujado el sistema sanitario hacia el colapso. El gobierno del país informó en 2012 que “el gasto en salud por persona ha crecido más rápidamente que la producción económica de la nación por persona durante los últimos 25 años”, y que “estas tasas de crecimiento no puede continuar indefinidamente, porque si lo hicieran, el gasto total en salud cuidado eventualmente dar cuenta de todos los derechos económicos de salida, un resultado posible del país “ [1] . Aunque la economía del país es grande, su esperanza de vida entre los adultos, las tasas de enfermedades crónicas y lesiones entre los adolescentes y los niños, y la mortalidad infantil muestran todos que sea en una marcada desventaja entre las naciones de altos ingresos comparables [2] .

FUENTE:

http://www.plosmedicine.org

 

d1e75c0e13b84c59f43f7943436e072a

Ese país es Estados Unidos, donde un reciente informe del Instituto de Medicina señaló que “la paradoja de la salud de América-la riqueza es una desventaja generalizada que afecta a todos, y no ha mejorado” [2] . Aunque el ingreso no es la única explicación de los indicadores de salud pobres en los EE.UU., decenas de millones de estadounidenses, caracterizan en parte por la raza y la pobreza relativa, los niveles de experiencia de la salud que son típicos de los países de ingresos medios o bajos ingresos [3] .

ca20b8c1eef923c6f53c046dd6c55aa6

Los EE.UU. proporciona una sorprendente pero de ninguna manera único ejemplo de cómo la pobreza relativa sigue siendo un poderoso determinante de la salud en los países ricos. Que otros países de altos ingresos superan a los EE.UU. en los indicadores de salud y en el control de los costos de salud [4] no cambia el hecho de que sus propias poblaciones experimentan problemas de salud de bajos ingresos, hasta el punto de que los indicadores globales de la prosperidad (como el ingreso per cápita o producto interno bruto) no logran predecir. Entre los 20 países occidentales, la mortalidad infantil se correlaciona fuertemente con la diferencia entre el máximo y el mínimo del 20% de los ingresos, pero no con los gastos de salud en general [5] . De dos a los aumentos de cuatro veces en la mortalidad entre los más altos y más bajos estratos socioeconómicos han sido reportados en el Reino Unido [6] .En Grecia e Irlanda a la aplicación de medidas de austeridad después de 2007 coincidió con aumentos sustanciales en las tasas de suicidio, proporcionando evidencia trágica para el impacto sanitario de las políticas económicas que amplían la brecha entre ricos y pobres [7] .En la medida en que las disparidades socioeconómicas constituyen un determinante importante y creciente de la salud, creemos que las revistas médicas deben tener un papel activo en la promoción de la atención de las poblaciones en mayor riesgo, independientemente de la renta media de su país de residencia.

c4e079815a0f8aca6f96e01c062c751fb9370b4e3ff46510636038e57c23aeee

Por lo menos tres razones, las revistas de acceso abierto deben liderar la publicación de los trabajos en las poblaciones desfavorecidas de altos ingresos, así como a los países de bajos ingresos. En primer lugar, con el fin de alcanzar su pleno impacto que estos trabajos deben ser de libre acceso para el público afectado y para los grupos de defensa, sin barreras de suscripción. En segundo lugar, para permitir la adaptación y re-análisis, los resultados y los datos deben ser libremente disponible sin restricciones de copyright.

ab306e4de6c29b406ccbe9bbcb0e7a5a

En tercer lugar, las revistas de acceso abierto, en virtud de sus modelos de negocio, tienen la libertad de priorizar trabajos sobre enfoques rentables y ampliamente accesibles para la salud, debido a que estas revistas no tienen que depender de la promoción de nuevos medicamentos de alto costo y los dispositivos médicos. Para las revistas cerrado derechos de autor, las estrategias de marketing que implican estos productos pueden generar ventas reimpresión lucrativos [8] y los ingresos por publicidad sustancial [9] . Sin embargo, en la medida en que las prácticas de una revista establecen la demanda del mercado para los tratamientos costosos de valor incremental mínimo, ese diario contribuye a la escalada insostenible de los costes sanitarios. PLOS Medicine tiene, desde su creación, se negó a anunciar los productos farmacéuticos y los productos sanitarios [10] , dejando el diario libre de tomar las decisiones editoriales y sin preocupaciones compiten más ingresos por publicidad. Creemos que esta política ha apoyado nuestros esfuerzos para servir como un diario realmente global, en el sentido de que “lo global en la salud mundial se refiere a la magnitud de los problemas, no a su ubicación. Por lo tanto … la salud mundial se centran en las disparidades de salud nacionales, así como cuestiones transfronterizas “ [11] .

55815559311de3bcae627c7226c0dcca795ffe8b1fd12d56e71c7e28fd12b66f

De hecho, para muchas cuestiones que afectan a la salud de los pobres, las distinciones claras entre “nacionales” y “transfronterizos” de investigación son cada vez más difíciles de dibujar, como temas de este mes de PLoS Medicine documentos ilustran [12] , [13 ] , [14] ,[15] . La “prueba universal y tratar”, propuso por primera vez por los investigadores de la OMS basado en las características de transmisión del VIH en el sur de África [16] , ha informado a las recomendaciones de tratamiento del VIH y programas de prevención en América del Norte.Obstáculos para la erradicación de la polio en Afganistán, Pakistán y Nigeria encuentran desafortunados paralelismos en los movimientos anti-vacunación occidentales que han involucrado a malas interpretaciones de la evidencia científica en el contexto de las agendas políticas. Un reciente editorial de PLoS Enfermedades Tropicales Desatendidas señala que los defectos del tubo neural encontrados entre las personas pobres de los países ricos contribuyen sustancialmente a las disparidades de salud, y muestran muchas de las mismas características que los defectos del tubo neural se ven sobre todo en los países de bajos ingresos, incluyendo efectos adversos sobre el desarrollo infantil, el embarazo resultados y productividad de los trabajadores [17] . Al mismo tiempo, las enfermedades no transmisibles, como la diabetes y la enfermedad de la arteria coronaria, una vez vistos como los flagelos de los países ricos, requieren con urgencia una acción cada vez más frecuentes como causa de enfermedad y muerte en los países de bajos y medianos ingresos [18] , [19] . Si lleva a cabo en los países más pobres o más ricos, la investigación sobre las enfermedades que afectan desproporcionadamente a los pobres es cada vez más importante en todos los países.

58bb6297d1364203bd6701872d439605645f0c4ccfc634023b9c07459529349e50fb032fb36d1a45b5620dfbc8e8eac2

De acuerdo con el informe del Instituto de Medicina antes citada: “En los países con los resultados de salud más favorables, las inversiones de los recursos y la infraestructura a menudo reflejan un fuerte compromiso social con la salud y el bienestar de toda la población”[2] . Los PLoS Medicine editores están de acuerdo, y creemos que las revistas de acceso abierto están bien posicionados para fortalecer esos compromisos mediante la mejora de las opciones prácticas para mejorar la atención de todo el espectro socioeconómico. Como una revista médica general de ámbito global, alentamos la presentación de trabajos que aborden los problemas de importancia clínica entre las poblaciones vulnerables, marginadas y en desventaja en lo alto-así como los países de bajos ingresos.

45fbe2383882366e6b262d6df4dd65e533c019a36a9ee5202468e2e24db15948

Related articles

EL ESTRÉS PUEDE DIFICULTAR EL CONTROL DE LAS EMOCIONES

PSIQUIATRÍA

 

b2f7d79c5648cdc2c8c5ef33d6dce8e9a8ab99b00dd4a6534b15b5316f76d277Conflicted woman holding chocolate cakea4f6f65b9d341e02dd6ef2ab02d962cc125be88faa6f5cf55f2fae034adf2ca0

‘PROCEEDINGS OF THE NATIONAL ACADEMY OF SCIENCES’

El estrés puede dificultar el control de las emociones

Un estudio sugiere que incluso el estrés leve puede perjudicar la eficacia de las técnicas que normalmente emplean los terapeutas para reducir el miedo.

Redacción   |  26/08/2013 20:00

FUENTE:

http://psiquiatria.diariomedico.com

0d9de486b08a5f2485e23ce9c7a2b0d67cade8ecf141eac890ab10f70e5ad81d9d9012a07b2dab06e9796cac9ea91e4014abb5a1d01d0c943f30bf671e25225b

El estrés leve puede influir negativamente en la eficacia de las técnicas terapéuticas cognitivas que los pacientes aprenden para controlar patologías mentales como el miedo o la ansiedad, según ha publicado un grupo de neurocientíficos de la Universidad de Nueva York (Estados Unidos) en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences.

Normalmente, los terapeutas utilizan técnicas de reconstrucción cognitiva, centrándose en los aspectos positivos de un evento o estímulo que suele producir miedo. En este sentido, los científicos analizaron si estos métodos funcionan en la vida real cuando los pacientes sienten estrés. Para ello, los investigadores realizaron dos días de experimentos.

El primer día, los participantes observaron imágenes de serpientes o arañas. Algunas de las fotografías iban acompañadas por un leve golpe en la muñeca. Los participantes desarrollaron una respuesta de miedo asociada a las imágenes con el golpe, como medida de excitación fisiológica. Tras esto, los participantes aprendieron estrategias cognitivas para reducir los miedos producidos durante el experimento.

Al día siguiente, los participantes fueron divididos en dos grupos. En el grupo de estrés sumergieron las manos en agua helada durante tres minutos (un método estándar para crear una respuesta al estrés leve en estudios psicológicos). Mientras, en el grupo de control, los participantes hicieron lo mismo pero con agua templada. A través de la evaluación de los niveles de cortisol salival, los investigadores observaron que el grupo de estrés mostró un importante aumento de este elemento, mientras que no hubo cambios en el grupo de control. Después, los científicos evaluaron la respuesta al miedo de las mismas imágenes de serpientes y arañas para determinar si el estrés perjudicaba la utilización de las técnicas cognitivas aprendidas el día anterior.

a3f71b86b2dc55622cfc3fdff43b2fb7712454108cf276540eeb20afe1614c5752f88593d0dcb94fd9109747fcee87ee32c04ae774b71bcc8c80eeb64ff93bc4521f6b784dcb39f40f0aaad785ea8068

 

Tal y como se esperaba, el grupo de control mostró una respuesta al miedo reducida tras la exposición a las imágenes, lo que sugiere que fueron capaces de emplear la formación cognitiva adquirida el primer día. Sin embargo, el grupo de estrés, que recibió la misma formación, no mostraron una disminución del miedo. “Estos resultados sugieren que los efectos del estrés leve en el córtex prefrontal podrían tener como consecuencia una reducción de la capacidad de emplear las técnicas aprendidas previamente para controlar el miedo”, señala Elizabeth Phelps, profesora del departamento de Psicología en la Universidad de Nueva York y autora principal del estudio.

 

e63f159a48bf37229fe8b7030be02a5960297a3fcb27f94457ff71f8a46c435a95a81295ec9251777fcf94f657b973a8b481cbe461273eab6b6980657d8e0e2f

Related articles